Los 3 mejores tipos de meditación para dormir

Meditación para dormir

Un fenómeno muy recurrente entre los adultos es la dificultad para dormir, muchas veces relacionada con la estrés producido en el trabajo. Esto se debe a que este puede causar ansiedad y tensión, lo que vuelve más compleja la manera de conciliar el sueño. En algunos casos, el estrés simplemente puede empeorar los problemas de sueño ya existentes. La meditación para dormir es una de las mejores alternativas naturales para ayudarte con esta dificultad. Al tratarse de una técnica de relajación, puede calmar la mente y el cuerpo mientras mejora la paz interior. Por otro lado, al llevarse a cabo antes de acostarse, esta práctica puede ayudar a reducir el insomnio y los problemas para dormir, produciendo una sensación de tranquilidad generalizada.

¿Cómo puede ayudarte la meditación para dormir?

Al meditar, se producen una gran variedad de cambios fisiológicos, que al influir en procesos particulares del cuerpo humano, predisponen e inician al sueño.

Según varios estudios, la meditación para dormir es probablemente una gran ayuda de varias maneras. Los problemas para dormir a menudo provienen del estrés y la preocupación, pero la meditación al generar un estado de relajamiento, funciona como una respuesta sumamente eficaz frente a esta problemática. Por otro lado, también mejora el control del sistema nervioso autónomo, reduciendo la facilidad para despertarse.

La meditación a su vez, también contribuye a:

  • Aumentar la melatonina (la hormona del sueño)
  • Aumentar la serotonina (precursora de la melatonina)
  • Reducir la frecuencia cardíaca
  • Disminuir la presión arterial
  • Activar partes del cerebro que controlan el sueño

Las 3 mejores formas de meditación para dormir

Meditación de atención plena

La meditación de atención plena implica centrarse en el presente, aumentando la conciencia sobre la respiración y el cuerpo. En este sentido, este tipo de meditación para dormir, contribuye a eliminar los pensamiento repetitivos, que nos provocan ansiedad y a su vez, contribuyen a un aumento en el insomnio. Por ende, si aparece algún pensamiento o emoción, simplemente obsérvalos y déjalos pasar.

¿Cómo hacer meditación de atención plena?

  • Elimina todas las distracciones del entorno, incluido el teléfono. Acuéstate en una posición cómoda.
  • Concéntrate en la respiración. Inhala y cuenta hasta 10, luego aguanta la respiración contando otra vez. Exhala hasta 10. Repite cinco veces.
  • Inhala y tensa tu cuerpo. Haz una pausa, relájate y exhala. Repite cinco veces.
  • Observa tu respiración y cuerpo. Si una parte del cuerpo se siente tensa, relájala conscientemente.
  • Cuando surja un pensamiento, vuelve lentamente tu enfoque a tu respiración.

Meditación guiada

Esta técnica es otro tipo de meditación para dormir, pero en la que necesitaremos de otra persona para que nos guíe en el proceso. En este punto, es sumamente importante contar con profesionales que puedan acompañarnos en la meditación. Estos tutores te indicarán cómo respirar o relajar tu cuerpo o propondrán visualizar imágenes o sonidos.

¿Cómo hacer meditación guiada?

  • Acuéstate en la cama, respira profunda y lentamente.
  • Concéntrate en la voz de la persona que guía la clase. Si tu mente divaga, retoma nuevamente la atención a lo que dice el profesor.

Meditación de escaneo corporal

En la meditación de exploración corporal, te concentras en cada parte de tu cuerpo. El objetivo es aumentar la conciencia de tus sensaciones físicas, incluidos la tensión y el dolor. El acto de concentrarse promueve la relajación, lo que puede ayudarte a dormir, volviendo a esta técnica un tipo muy interesante de meditación para dormir.

Cómo hacer la meditación de escaneo corporal

  • Elimina todas las distracciones del entorno y acuéstate en una posición cómoda.
  • Cierra los ojos y respira lentamente. Observa el peso de tu cuerpo sobre la cama.
  • Concentrándote comienza a relajar todas las partes de tu cuerpo, desde la cabeza hasta los pies. Si lo desea y lo necesitas, puedes repetir la técnica en la dirección opuesta, desde los pies hasta la cabeza.

Las investigaciones han demostrado que la meditación para dormir puede calmar la mente y ayudar a promover un sueño de calidad, que muchas veces es dificultoso, producto del estrés y mente hiperactiva. Si bien la meditación puede ayudar a mejorarlo, no reemplaza una buena conducta de sueño. Esto incluye seguir un horario de sueño regular, apagar los dispositivos electrónicos, mantener su espacio fresco, silencioso y oscuro; y evitar ciertas bebidas, como la cafeína y las comidas pesadas antes de dormir.