¿Cómo dar clases de yoga online?

Como dar clases de yoga online

¿Cómo dar clases
de yoga online?

Con la forma en que van las cosas en el mundo, con el distanciamiento social y las cuarentenas, tiene sentido que los practicantes e instructores de yoga se estén moviendo en línea. Todos los estudios de yoga, los instructores de yoga e incluso los cursos de formación de profesores de yoga están cambiando a la formación y el aprendizaje en línea. La enseñanza online ha sido una gran forma de adaptarse a la nueva forma de vida que el Covid-19 nos trajo. Si bien el yoga estuvo muy presente en estos cambios, una gran cantidad de disciplinas utilizan en la actualidad esta nueva enseñanza. Por ende, saber cómo dar clases de yoga online es una cuestión clave para iniciar.

¿Por dónde empezar?

Enseñar yoga y meditación en línea puede parecer contradictorio y quizás incluso abrumador, pero te prometo que no lo es. Solo necesitas tiempo, paciencia y algunas herramientas clave.

Los mejores consejos sobre
cómo dar clases de yoga online

1. Crea un plan sobre cómo dar clases de yoga online

Por muy emocionante que pueda ser decidir oficialmente cómo dar clases de yoga online, es recomendable que primero disminuyas la velocidad, respires hondo y crees un plan para tu carrera de yoga .

¿Cuáles son los tipos de yoga que quieres enseñar? ¿Ofrecerás cursos de formación, serás un instructor de yoga privado que enseña a través de videollamadas o subirás tus clases a un estudio de yoga en línea ? ¿Quieres crear una aplicación de yoga ? ¡O tal vez todo lo anterior!

Averigua qué clase de instructor de yoga quieres ser, dónde quieres que se encuentre tu audiencia y cómo pretendes ganar dinero.

2. Descubre tus herramientas digitales

Es recomendable que encuentres un software de edición que sea lo suficientemente bueno para crear algo que se vea profesional y agregar texto cuando sea necesario. También es importante conseguir un trípode para cualquier cámara que decidas usar, una luz de estudio y un micrófono.

Si deseas transmitir en vivo tus clases, te sugiero que uses alguna plataformas digitales, como Zoom o Meet para enseñar yoga en línea.

Otra cosa a considerar para planear cómo dar clases de yoga online, es de dónde obtendrás tu música y cómo la usarás en tus videos o transmisiones.

Si bien estos ciertamente tendrán algunos costos iniciales, aumentarán significativamente la calidad de sus videos para que tus estudiantes no salgan de tus clases molestos debido a la mala calidad.

3. Crea un sitio web sólido para determinar cómo dar clases de yoga online

Así como la calidad de tus videos de yoga realmente ayudará a determinar el éxito de tu negocio en línea, la calidad de tu sitio web ayudará a generar confianza con sus estudiantes.

Echa un vistazo a las páginas de inicio de otros profesores de yoga para tener una idea de lo que funciona, cómo posicionar sus ofertas y por ende, la mejor opción de cómo dar clases de yoga online.

Una cosa sumamente recomendable y que requerirá un esfuerzo adicional de tu parte es hacer que tu sitio web sea increíblemente útil para tus estudiantes. Proporciona publicaciones de blog que respalden tu práctica de yoga, ofrece descargas gratuitas sobre temas como posturas de yoga, atención plena o cualquier otra cosa en la que creas que puede ofrecer experiencia de calidad. Compartir tu conocimiento y comprensión en el campo no solo mejora el contenido para tus estudiantes, sino que también hace que confíen en ti lo suficiente para inscribirse en tus cursos.

4. Haz crecer tu audiencia en las redes sociales

Las redes sociales son una tendencia absoluta por llamar la atención en este momento, pero hay una razón para eso: funciona. Por mucho que a los estudiantes les gusta mejorar su práctica de yoga, les encanta sentirse conectados a una comunidad.

Se recomienda publicar todos los días y compartir historias a lo largo del día. Puedes simplemente hablar a la cámara sobre algo que le sucedió ese día o compartir cómo es su práctica actual. La idea es construir una conexión personal con tu audiencia en lugar de venderles tu programa de formación de profesores.

5. Haz conexiones duraderas a través de tu boletín

Una de las cosas más valiosas que puedes tener como instructor (además de su certificación de instructor) es una lista de correo electrónico. Es recomendable recopilar correos electrónicos siempre que sea posible, como libros de trabajo o lecciones descargables, para que puedas mantenerte en contacto con tu audiencia y ser siempre lo más importante.

Pero al igual que con las redes sociales, no abuses de las conexiones íntimas que has establecido. En su lugar, brinda conocimiento y comprensión genuinos de los que tu audiencia se pueda beneficiar y permita que la relación se profundice.