Los beneficios del uso de un campus virtual

campus virtual

Campus virtual

El campus virtual es una una forma de aprendizaje en línea que funciona como una herramienta de Internet, donde los alumnos pueden explorar distintas opciones educativas. A través de este tipo de campus virtuales, los estudiantes pueden iniciar sesión y acceder a videoconferencias, mientras reciben trabajos y conversan con otros estudiantes. A menudo, estos sitios web también permiten a los estudiantes enviar tareas a sus instructores y hacer preguntas sobre las conferencias o las tareas del curso.

En este sentido, en la actualidad, hay una amplia oferta de todo tipo de clases online donde puedes acceder en cualquier momento y lugar. Las universidades también pueden usar un campus virtual para proporcionar catálogos de cursos en línea, solicitudes de inscripción, bibliotecas en línea y servicios de apoyo al estudiante. El más completo de estos campus en línea les dará a los estudiantes acceso a una gama completa de servicios, reemplazando la necesidad de pasar más tiempo en el campus físico de la escuela.

Beneficios del uso de un campus virtual

#1. Mayor comunicación entre compañeros

Alojar un sistema de campus virtual es una excelente manera de alentar a los estudiantes a trabajar juntos y a conversar sobre lo que están aprendiendo. Como la mayoría de nosotros que nos mantenemos en contacto con amigos y familiares a diario utilizando la tecnología, el sistema de gestión del aprendizaje (LMS) con un elemento de aula virtual puede ayudar a construir una comunidad estudiantil sólida de la misma manera.

#2. Los estudiantes pueden tomar el control de su propio aprendizaje

Casi todos los medios de comunicación que en la actualidad, los consumimos a través de servicios de streaming. Los beneficios de esto son claros, podemos acceder a las noticias, películas o programas de televisión exactos en el momento que queramos. Este mismo paradigma se está trasladando ahora a la educación. Los estudiantes quieren tener más control sobre lo que están aprendiendo y cuándo lo están aprendiendo. Proporcionar un espacio de aprendizaje digital a través de un sistema de gestión de ingresos (LMS) y un aula virtual les da la oportunidad de trabajar con el material a su propio ritmo, revisando o saltando lo que consideren apropiado.

#3. Elimina las fronteras geográficas

Tradicionalmente, los estudiantes sólo han podido anotarse en los proveedores de formación y las escuelas de idiomas a las que podrían viajar fácilmente. Ahora que cada vez más instituciones ofrecen cursos en línea a través de un modelo de aula virtual, este límite se está rompiendo. Este es un gran beneficio para los estudiantes, provocando que ya no tengan que limitar su búsqueda de oportunidades de capacitación a su vecindad local. Ahora tienen la opción de comparar precios y elegir una escuela de idiomas que ofrezca los cursos, la calidad de los tutores y el tipo de aprendizaje que creen que les brindará el mayor valor.

#4. El campus virtual es más accesible para estudiantes ocupados

Una de las cosas clave que disuade a los estudiantes potenciales de inscribirse en una escuela es el compromiso de tiempo. Un gran número de aspirantes a estudiantes opta por no inscribirse en un curso porque no pueden tomarse un tiempo libre del trabajo o de los compromisos familiares para asistir. Una plataforma educativa puede permitir que estas personas completen los materiales del curso más tarde, una vez que el trabajo del día haya terminado o cuando los niños estén en la cama. Este tipo de formato de aprendizaje también puede permitir que los estudiantes se inscriban en más de un curso a la vez sin preocuparse por conflictos de horarios.

#5. Facilita los pedidos de ayuda

Algunas personas asumen que los sistemas de gestión inclinada (LMS) hacen que los tutores sean más anónimos para la comunidad estudiantil. ¡Este no es el caso en lo absoluto! Una plataforma educativa brinda a los estudiantes acceso directo a sus tutores con mucha predisposición y compromiso, a través de correo electrónico, mensajería, teléfono, video, chat y el aula virtual. Esto hace que sea realmente fácil para los estudiantes pedir ayuda cuando la necesiten. El beneficio adicional de esto es que los estudiantes a menudo se sienten mucho más cómodos pidiendo ayuda individual que levantando la mano para preguntar públicamente en una situación de clase.

# 6. Oportunidad de practicar cuando lo deseen dentro del campus virtual

Uno de los aspectos más importantes del aprendizaje exitoso, más que nada en el caso de los idiomas, es la práctica regular de hablar y escuchar. Los cursos tradicionales a menudo ofrecen poca práctica de calidad fuera del horario de clases programado. Una plataforma de aprendizaje digital cambia esto al permitir que los estudiantes inicien sesión y conversen con sus compañeros de aprendizaje cuando lo deseen. Esto no solo significa que es probable que los estudiantes tengan mucho más éxito en sus objetivos de aprendizaje, sino que también los ayuda a sentirse fácilmente parte de la comunidad estudiantil. Tendrán la oportunidad de iniciar sesión en un aula virtual para ver y charlar con diferentes estudiantes en todo el mundo cuando lo deseen, o la oportunidad de tener una clase de conversación en vivo con un tutor.

Conclusión final

Está claro que existen muchos beneficios al usar un campus virtual. Al invertir en estos espacios digitales mediante la instalación de un sistema de gestión del aprendizaje (LMS), las instituciones pueden mejorar la experiencia de su comunidad de estudiantes al facilitarles el acceso a un aula virtual, material del curso básico, recursos de aprendizaje adicionales, asistencia de tutores y compañeros de apoyo.