Estrategias claves para mejorar tus clases particulares online

Mejora tus clases particulares online

Ya sea en persona u online, optimizar tus clases particulares simboliza una oportunidad para trabajar en estrecha colaboración con tus estudiantes y comprender dónde se encuentran en su aprendizaje.

En la actualidad existen diversas maneras en las que puedes impartir tus clases particulares:

  • Basadas ​​en debates: estas se centran en una exploración más profunda del contenido del curso a través de espacios de debate.
  • De resolución de problemas: estas son comunes en matemáticas, ciencias e ingeniería y se centran en los procesos de resolución de problemas y el razonamiento cuantitativo.
  • De revisión y preguntas y respuestas: los estudiantes hacen preguntas sobre el contenido y las tareas del curso, revisan los temas claves en base a la preparación de las pruebas o exámenes y consolidan su aprendizaje en la presencia de su instructor o asistente de enseñanza (TA)

En el caso de que tus clases particulares sean online, se pueden ofrecer en diferentes modalidades: sincrónicas, asincrónicas o una combinación de ambas. Si las clases del curso se ofrecen en modo síncrono, asegúrate de proporcionar una alternativa asincrónica grabándola y poniéndola a disposición de todos tus estudiantes.

Ciertos aspectos harán que tus clases particulares online mejoren notoriamente, dándote la posibilidad además de lograr optimizar el tiempo y “mejorar” la calidad de tu enseñanza.

Estrategias claves para tus clases particulares

Planifica tus clases particulares online

  • Propios objetivos de aprendizaje: Establece objetivos comunes con el resto de los estudiantes, definiendo claramente el rol de cada uno. En este sentido, no te centres en “cubrir el material”, sino en fomentar el aprendizaje activo entre sus alumnos.
  • Establece pautas: Dedica tiempo al principio del trimestre para familiarizar a los estudiantes con sus pautas sobre cómo se ejecutarán las clases. Pero, a su vez, solicita su opinión. Asegúrate de proporcionar a los estudiantes una copia de estas pautas.
  • Prepara un plan para cada una de tus clases particulares: Determina un tiempo de duración de las clases, con un tema global acompañado de subtemas relacionados. No es recomendable que improvises a la mitad de la sesión
  • Ten listos tus materiales de apoyo: Si planeas utilizar ayudas visuales, asegúrate de que sean legibles y concisas. Si la idea es usar la pizarra del campus, determine cómo dividirla y usarla. También es una buena idea preparar algunos problemas y ejemplos adicionales en caso de que los estudiantes necesiten prácticas adicionales.

Incentiva la motivación dentro de tus clases particulares

  • Asegúrate de que tus clases particulares agreguen valor al curso: Los estudiantes pueden considerar esas sesiones como opcionales y su asistencia puede ser errática. Si es posible desviar parte del contenido y las evaluaciones del curso a tiempos de tutoría académica, es más probable que los estudiantes se las tomen más en serio.
  • Nunca menosprecies a los estudiantes: Mostrar respeto por todos los estudiantes es fundamental. Los estudiantes pueden ser muy sensibles a los desaires o al sarcasmo, especialmente si se sienten inseguros.
  • Reconoce y agradece a los estudiantes por su participación: Permite que los estudiantes desarrollen su percepción en lugar de sentirse inadecuados. Reconoce todas las respuestas, sean precisas o no. Los estudiantes se desaniman si su respuesta se pasa por alto sin comentarios porque no es lo que el instructor o el asistente personal quieren escuchar. Sin embargo, asegúrate de proporcionar u obtener una respuesta precisa para que la clase tenga la información correcta.

Promueve la comunicación

  • Anima a los estudiantes a participar: Menciona explícitamente que esperas que los estudiantes participen y que deben sentirse libres de hacer comentarios y hacer preguntas.
  • Proporciona comentarios a los estudiantes: Con contenidos numerosos, las clases particulares pueden ser el único momento en que los estudiantes pueden obtener comentarios de expertos sobre su trabajo. Interactúa con ellos para ayudarlos a descubrir sus conceptos erróneos.
  • Aprende los nombres de los estudiantes y utilízalos: Los estudiantes considerarán tus clases particulares como más importantes si sienten que tú los conoces y que te darás cuenta si están ausentes.
    Actúa de manera profesional . A veces, puedes sentirte nervioso y comportarte de una manera demasiado estricta o distante. Evalúa el clima laboral observando cómo se relacionan sus colegas con los estudiantes. Trata de actuar con naturalidad!
  • Aborda el comportamiento problemático de los estudiantes: Aunque lidiar con él puede ser incómodo, debes resolverlo lo antes posible porque puede privar a otros estudiantes de su derecho a aprender.

Mejora la manera en la que impartes tus clases particulares

  • Utiliza ejemplos relevantes: Ilustra puntos con ejemplos tomados del campo de estudio. Cuando sea posible, comparte experiencias personales, de investigación o del mundo real para ayudar a los estudiantes a visualizar aplicaciones prácticas de conceptos.
  • Involucra a tus estudiantes: Cuando estés en el campus, mantén el contacto visual durante tus clases particulares para que puedas ver las manos levantadas y desarrollar una relación con tus estudiantes. Habla lo suficientemente alto y con entusiasmo para mantener la atención de ellos. El circular por el aula cuando los estudiantes están trabajando individualmente o en grupo les permite hacer preguntas fácilmente.
  • Evita hablar con “tu reflejo”: Ya sea que uses la pizarra o una pantalla, puedes tener la tentación de mirar y hablar con tu reflejo, más que nada cuando te sientes inseguro. Recuerda señalar con los dedos de los pies hacia el fondo del salón antes de hablar para que los estudiantes puedan escucharte y verte.

Detalles finales

  • Establece horarios de oficina: Si necesitas estar disponible para los estudiantes fuera de clase, establece un horario de oficina, publícalo en la puerta de tu lugar de trabajo o en el sitio web y asegúrate de estar presente. Las horas de oficina pueden minimizar las interrupciones en tu trabajo que pueden ocurrir cuando los estudiantes no saben cuándo es mejor acercarse a ti.
  • Si necesitas ayuda, pregúntale a alguien: Si son tus primeros acercamientos con la enseñanza es posible que te sientas intimidado. Pero no te preocupes, siempre habrá alguien que pueda ayudarte si le preguntas.
  • Mantén buenos registros: Toma notas sobre la asistencia, los temas tratados, las preguntas formuladas y las dificultades de los estudiantes con el material.
  • Solicita comentarios de los estudiantes: Pregúntales cómo están encontrando su experiencia de aprendizaje y qué creen que deberías detener, comenzar y continuar haciendo (y puedes optar por hacerlo de forma anónima a través de una encuesta).
  • Obtén comentarios al principio del trimestre y a lo largo del mismo: Monitorear cómo tus clases particulares están impactando a los estudiantes te ayudará a abordar los problemas de inmediato. Los datos de la evaluación también son útiles para la reflexión general sobre su enseñanza y proporcionan evidencia de tu eficacia docente.

Impartir clases particulares de forma online es una de las mejores formas en la actualidad de ganar dinero desde tu casa. Si bien parece una tarea fácil, es necesario que tengas en cuenta los conceptos detallados anteriormente, para que puedas dar lo mejor de ti mismo. En la actualidad, hay muchas plataformas donde puedes brindar tus servicios online, sólo es cuestión de informante, aplicar para el puesto y obviamente, seguir nuestros consejos!