10 razones para aprender defensa personal

Defensa personal online

Todas las personas concuerda en el hecho que es satisfactorio tener pleno control se sí mismo, tanto a nivel mental, como físico. Ser capaz de protegerte en todas las situaciones te dará seguridad y confianza, que aumentará tu autoestima y te dará mayor tranquilidad. Una forma muy buena de poder obtener está tranquilidad es a través de clases online de defensa personal, donde profesores capacitados pueden ofrecerte herramientas para que pongas en práctica en situaciones de peligro. Hoy en día, es muy común que cuando la gente piensa en clases de defensa personal, suelan asociarlo a mujeres y niños. Sin embargo, las clases de defensa personal pueden ser aprovechadas sin importar el género y la edad.

10 razones para tomar clases de defensa personal

1. Genera confianza

Una de las mayores ventajas de tomar clases de defensa personal online es la forma en que te hacen sentir una vez que comienzas a practicar. En general, las personas no están seguras o no tienen conciencia de sus habilidades propias para protegerse antes de unirse a una práctica o tomar clases. Esto puede deberse a experiencias personales, así como una baja autoestima producto de lo que consumen en las redes sociales o en las noticias. Constantemente, escuchamos mucho sobre la negatividad en nuestra sociedad y esto puede hacer que las personas se sientan desprotegidas. Las clases de defensa personal te podrán ayudar a fortalecer la confianza en ti mismo. Por ende, si te sientes intimidando, también es una excelente manera de protegerte y aumentar la seguridad, lo que finalmente te convertirá en una persona más fuerte a nivel mental y físico.

2. Mejora tu equilibrio

Este tipo de clases requieren mucha predisposición y energía corporal, incluida la capacidad de hacer dos cosas a la vez sin caerse. Mejorar tu equilibrio también significa aumentar la concentración. Las clases de karate y defensa personal te enseñan cómo concentrarte en tu objetivo mientras controlas tu cuerpo. Sin equilibrio es casi imposible luchar. Al obtener el control y el equilibrio de tu cuerpo, estarás más preparado para protegerse.

3. Desarrolla autodisciplina con la defensa personal

Para aprender y aumentar tus habilidades de autodefensa, debes desarrollar la autodisciplina. Es elemental que mantengas una actitud de plena dedicación y motivación en las prácticas. Aunque concurrir regularmente a tus clases de defensa personal también contribuye a desarrollar la disciplina, para estar mejor protegido, es importante que continúes practicando. Tomar este tipo de clases te permitirá concentrarte en tu protección personal y en tu entorno, pero como ocurre con cualquier otro deporte, no puedes mejorar si no lo practicas.

4. Ayuda a mejorar tu estado físico

El objetivo de las clases de defensa personal es prepararte para cualquier situación que pueda hacerte daño. Por lo cual, tu estado físico es extremadamente importante cuando se trata de defensa personal. Entrenar y practicar te prepara para descargar la adrenalina que surge durante una situación que puede requerir que luches. Cuando alguien intente atacarte, experimentarás lo que se conocer como “descarga de adrenalina”, es decir, la forma en que tu cuerpo responde a situaciones donde necesitas accionar. Solo dura unos segundos, por lo que debe estar físicamente acondicionado para lidiar adecuadamente con una situación peligrosa. Si no es así, su cuerpo no funcionará tan bien como debería después de dicha descarga. El acondicionamiento físico trabajará con tus reflejos y tu conciencia durante un ataque. Cuando estás peleando, es importante estar concentrado tanto mental como físicamente.

5. Mejora tu atención sobre el entorno

Las clases de defensa personal te harán prestar más atención a tu entorno. Nadie planea ser atacado, pero tu atacante sí, por ende, tiene ideado un plan. Las clases de defensa personal te ayudarán a estar alerta en todo momento y listo, en caso de que surja este tipo de situaciones. Puede que te sorprenda por un segundo, pero tendrás las reacciones necesarias para protegerte. Este tipo de clases te enseñan a pensar dónde puedes ser atacado y dónde podría estar escondido tu atacante, por ende, siempre debes esté estar atento a tu entorno

6. Aprende a respetarte a través de la defensa personal

Las prácticas de defensa personal, al igual que muchas otras artes marciales similares, se concentran en la confianza y el respeto hacia los demás y hacia uno mismo. Esto se vuelve una enseñanza para la vida, si no te respetas a ti mismo, cómo puedes respetar a los demás. Cuando practiques tus movimientos de defensa personal, estarás practicando con un compañero. Es necesario que haya confianza mutua entre ustedes dos para no lastimarse, pero aún así practicar bien. Si no te respetas a ti mismo, es poco probable que los demás te respeten y lleguen a crear esa confianza mutua.

7. Ayuda a desarrollar un espíritu guerrero.

Todos cuando miramos las noticias, nos enteramos lo terrible que puede ser la sociedad. Tomar clases de defensa personal te ayudará a desarrollar una especie de espíritu guerrero. Todos sabemos que si nos atacan, lo último que queremos es ser doblegados por el asaltante. Las clases de defensa personal pueden prepararte para la batalla y, lo más importante, la supervivencia. Si te están atacando no puedes esperar a que alguien más venga a ayudarte, tú mismo debes responder ante la situación.

8. Te ayuda a desarrollar reflejos de luchador

En una pelea, el movimiento es poder. No puedes quedarte parado y esperar a que tu atacante dé el próximo ataque, tú debes ser quien actúe. Las clases de defensa personal te ayudarán a desarrollar tus reflejos, ganando reflejos de luchador, diferente a los normales. En situaciones comunes respondes a algo que sucede. Cuando te atacan, es mejor saber cómo responder. El reflejo de luchador te permitirá moverte rápida e inteligentemente en una situación, sabrás dónde pisar y dónde lanzar un golpe. Estarás preparado.

9. Te ayudará a establecer metas

Las clases de defensa personal te ayudan a establecer metas. Ya sea que desee concretar un movimiento específico o trabajar duro para sentir que puedes protegerte a ti mismo, estás estableciendo una meta. Esto te dará la motivación para volver a tu clase cada semana y te ayudará en tu vida diaria, contribuyendo a desarrollar un impulso que quizás no hayas tenido antes. Si te tomas en serio las metas dentro de tus de clases de defensa personal, pueden ayudarte a superar cualquier situación difícil que se te presente.

10. La defensa personal simboliza una influencia positiva en tu vida

A diferencia de muchas cosas en la vida, tomar clases de defensa personal siempre tendrán un impacto positivo en tu vida. Todas y cada una de las razones anteriores son prueba de ello. Tomar clases de defensa personal puede levantarte el ánimo y hacer que construyas una versión mejor y más segura de ti mismo. Es importante tener cosas en la vida en las que podamos confiar para hacernos felices; tomar este tipo de clases hace precisamente eso.